lunes, 11 de diciembre de 2017

La fábrica de embutidos


Esta gran fábrica de embutidos, funcionó durante más de treinta años en su localidad. Siendo una de las más pioneras y grandes de la época. Hasta aquí llegaban grandes cantidades de carnes y animales, que tras un largo largo proceso salían en forma de embutidos de alta calidad listos para distribuir por el país. Cerró en el año 1991 por pérdidas económicas, además de quedar con unas instalaciones obsoletas. Después de tantos años de abandono, ahora la fábrica es un cúmulo de deterioro, mezclado como no también con graves signos de vandalismo de gente irrespetuosa con el lugar. El recinto cuenta con más de 20.000m2 formado por varios edificios, cada uno de diferente uso, alguno con tres pisos de altura. Indagando por las múltiples salas y pasillos, dificilmente se puede encontrar material original de la fábrica. En la rápida exploración pudimos distinguir, aparte de destrozos, algún papeleo de facturación, etiquetas de productos, carteles de información, una mini central que abastecía al recinto, latas de varios envases, maquinaria de agarre de las piezas de carne/animales, algún atuendo de los trabajadores o hasta  huesos de animales en varios hornos. Desde luego ver este lugar en funcionamiento no debía ser nada agradable.








































miércoles, 6 de diciembre de 2017

La mansión del billar


Entre un espeso bosque de robles y castaños, se asoma esta enorme casa de piedra, que por su exterior bien se le puede llamar mansión. Después de tantos años de abandono, la fachada impone casi desde cualquier ángulo, compuesta por grandes balcones, ventanas ya sin cristales y maleza. Como era de esperar, el interior de la mansión está ya totalmente vacío, lo poco que queda está gravemente deteriorado por las humedades. En el último piso aun se puede apreciar una mesa de billar francés, diferenciado por no tener agujeros en las esquinas, aunque en este no fue nada fácil diferenciarlo, el pobre ya casi ni se mantiene de pie. Mucho vandalismo ha sufrido esta casa, de no ser así seguro que aun conservaría cantidad de detalles y pistas de la noble familia que aquí vivió.